Home > Terapias > Acupuntura

Acupuntura

Qué es?

La acupuntura (del latín acus ‘aguja’, y punctura ‘pinchar’​) consiste en la inserción de agujas muy finas en la piel en puntos estratégicos del cuerpo. Se trata de una de las disciplinas de la Medicina Tradicional China, es el método preventivo y terapéutico oriental más utilizado, reconocido y enseñado en Occidente. Se utiliza frecuentemente para tratar síntomas de varias patologías y para mejorar el bienestar general de la persona.

La medicina china tradicional explica la acupuntura como una técnica para equilibrar el flujo de energía o fuerza vital, conocida como «chi» o «qi», que fluye a través de canales (meridianos) en el cuerpo. Insertando las agujas en puntos específicos en estos meridianos, el flujo de energía se reequilibra.

Muchos acupunturistas occidentales ven, en cambio, a los puntos de acupuntura como lugares para estimular nervios, músculos y tejidos conectivos. Algunos creen que este método estimula los analgésicos naturales del cuerpo.

Beneficios

La acupuntura se usa principalmente para aliviar los síntomas de distintas enfermedades, entre ellos:

  • Problemas en la boca: como dolores después de la extracción de dientes, gingivitis o faringitis
  • Enfermedades respiratorias: como sinusitis, rinitis, resfriado común, asma o bronquitis
  • Enfermedades oftalmológicas: como conjuntivitis, cataratas o miopía en niños
  • Problemas neurológicos: como dolores de cabeza o migrañas
  • Problemas gastrointestinales: como exceso de acidez en el estómago, úlcera duodenal, estreñimiento o diarrea
  • Problemas ortopédicos: como el dolor ciático, lumbago o artritis reumatoide
  • Dificultades psicofísicas: como estrés o depresión
  • Trastornos del sueño: como insomnio
  • Dolores menstruales
  • Dolor de cuello
  • Dolores de parto
  • Náuseas y vómitos postoperatorios e inducidos por la quimioterapia

Historia

Los registros más antiguos de la acupuntura ancestral China se encuentran grabadas en hueso y se piensan que son de alrededor de 1600 a.C o casi 4000 años atrás.

La historia de la acupuntura antigua se originó con el uso de estas piedras punteadas, luego fueron utilizadas astillas de huesos animales y, más tarde, se usaron agujas de bambú para propósitos terapéuticos.

Se han encontrado también grandes artefactos de bronce que representan a un hombre de frente y de espaldas. Estas estatuas tenían pequeñas perforaciones en 657 puntos de acupuntura y fueron usadas en los exámenes imperiales para evaluar a los nuevos acupunturistas de la antigua China. Se cubría a las estatuas con cera gruesa y luego se las rellenaba con agua. El estudiante, durante el examen, posicionaba la aguja de acupuntura en el cuerpo de la estatua, perforando la capa de cera y cuando la aguja era retirada una pequeña gota de agua demostraba que el estudiante había perforado el punto correcto.

Es interesante notar que la acupuntura ancestral no era propiedad intelectual exclusiva de los chinos.

En el papiro Ebers (1550 a.C.), uno de los tratados médicos más importantes del antiguo Egipto se encuentra una analogía con las antiguas técnicas de la acupuntura. El termino Su-Nu indica a la aguja, o el bisturí, (Su) que incide un determinado punto del cuerpo – receptáculo de energías vitales (Nu) – para volver a equilibrar el meridiano en el cual un exceso o falta de carga energética han provocado una enfermedad.  

En el Bantú de África del sur algunas veces se rasguñan partes del cuerpo para curar enfermedades. En el tratamiento de la ciática el bantú cauteriza con una probeta de metal una parte de la oreja. Esta práctica corresponde al método de acupuntura de la acupuntura del oído o auricular.

En algunas prácticas esquimales se usaban piedras afiladas, al igual que en la acupuntura china antigua.

La gran contribución de los chinos a la forma primitiva de prácticas de acupuntura mencionadas arriba, es que ellos desarrollaron un sistema completo y metódico. Ha sido catalogado y descrito en muchísimos libros,  se enseña en universidades y es reproducible bajo condiciones experimentales.

Técnicas Principales

Agujas

La acupuntura emplea agujas metálicas, muy finas y pulidas, de diferentes longitudes y calibres dependiendo de la zona en la que deban ser aplicadas. Son estériles y desechables. Las medidas varían desde media pulgada, hasta 8 y 10 pulgadas. Lo normal es manejar agujas de entre 1 a 3 pulgadas. 

En una sesión normal, se suelen emplear de 10 a 12 agujas. Tras la inserción, que es prácticamente indolora, se procede a la manipulación acupuntural, que básicamente son movimientos de vaivén y rotación, hasta que los tejidos impiden seguir rotando. Estos movimientos buscan provocar la llamada “sensación acupuntural”, también llamada Deqi. Tras la obtención de esta sensación, se realizan maniobras repetidas sobre las agujas o bien se estimulan eléctricamente o se calientan con la moxibustión.

Una sesión no supera por lo general los 40 minutos, y de promedio basta con media hora.

Moxas

La moxibustión consiste en aplicar calor a los puntos de acupuntura. En algunos casos se cauteriza el punto de acupuntura pero en la mayoría de las ocasiones solo se aplica calor. El método de la moxibustión permite activar los receptores térmicos de la piel, y de esta forma provocar estímulos que compiten con los sistemas de modulación del dolor a nivel de asta posterior medular, y controlar procesos de dolor, sobre todo osteoarticular. Para calentar los puntos de acupuntura, se pueden emplear cigarros de polvo de la planta Artemisia sinensis, conos de moxa y otros sistemas de aplicación indirecta de la moxa con intermedio de plantas. El estímulo de la moxibustión puede alcanzar diferentes niveles a nivel cutáneo y ejercer diferentes efectos según la capa afectada. Parece ser que el efecto de la aplicación de la moxibustión reside en la radiación emitida de forma selectiva por la combustión de la artemisa. Importante: hay que calcular los posibles efectos indeseables de la aplicación de la moxibustión, sobre todo en áreas muy sensibles como cara y dorso, para evitar quemaduras y cicatrices.

Electroacupuntura

La introducción de nueva tecnología a la acupuntura ha supuesto un gran cambio en los métodos. La irrupción de aparatos de electroacupuntura en los años cuarenta no ha cesado en su avance. Los equipos de electroacupuntura emplean corrientes cuadradas de baja frecuencia, que se mueven en los rangos de 2 a 100 Hz.

La investigación sobre los mecanismos de acción de la analgesia acupuntural por electroacupuntura ha permitido no solo fundamentar la técnica, sino que además ha desarrollado importantes avances en la terapia acupuntural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *