Aromaterapia

You are here:
< Back

Qué es?

La aromaterapia es una práctica holística que permite intervenir, mediante el uso de esencias aromáticas – también llamadas oleos esenciales o volátiles – concentradas en algunas áreas de las plantas (flores, resina, corteza, raíces, cáscara, hojas y frutas), en procesos físicos, mentales y espirituales para lograr el bienestar de la persona, como también prevenir y tratar enfermedades.

Estos oleos se obtienen de las plantas generalmente por expresión – prensado a frío – o por destilación al vapor – que una vez enfriado permite la separación del óleo esencial y el agua.

Beneficios

A través de la percepción de los olores, la aromaterapia involucra la esfera de las emociones, la memoria, la sensibilidad y todas las áreas cognitivas relacionadas, así como los sistemas endocrino e inmunológico. La aromaterapia explota las propiedades antisépticas, anti-tóxicas, curativas, antiparasitarias, antirreumáticas, tonificantes y estimulantes de las esencias. Por otro lado, al ser sustancias muy fuertes y potentes, la sobredosis puede provocar reacciones alérgicas u otros efectos colaterales.

• Trastornos de la piel: como heridas y quemaduras (desinfectar, limpiar y acelerar la cicatrización de heridas), infecciones (alejar muchos insectos, infecciones por hongos y estrías).

• Trastornos cardiovasculares: mejora la circulación sanguínea.

• Trastornos del aparato locomotor: acción calmante del dolor.

• Trastornos respiratorios: tos, asma, sinusitis, inflamación de los bronquios.

• Trastornos otorrinolaringológicos: dolor de garganta, resfrío.

• Trastornos del aparato reproductor: ciclo menstrual, cantidad y calidad de la leche materna.

• Trastornos psíquicos o emotivos: depresión, estrés.

Historia

La palabra “aromaterapia” surgió a comienzos del siglo XX para referirse al uso de aceites esenciales y plantas en diversos tratamientos de enfermedades físicas y psíquicas. Pero los principios en los que se basa eran conocidos y fueron utilizados por la mayor parte de las culturas antiguas.

En las gruta de Lascaux, en Francia, se han encontrado pinturas que datan de 18.000 años en las que se describe el uso de plantas con fines curativos y medicinales.

Un alambique de terracota encontrado en Pakistán, que data de 5.000 años, era utilizado para producir aguas aromáticas e incluso oleos esenciales.

En el antiguo Egipto, algunos papiros del 2800 a.C., describen el uso de numerosas plantas medicinales. Otros papiros escritos alrededor del año 2000 a.C. narran de “finos aceites y perfumes escogidos, y el incienso de los templos donde todos los dioses se regocijan”. Los aceites aromáticos de cedro y mirra se empleaban en el proceso de embalsamiento y otros eran utilizados para preparados medicinales y ungüentos, además de la cosmética, que servía para prevenir infecciones.

La literatura védica de la India, alrededor de 2000 a.C., describe cerca de 700 sustancias extraídas de plantas aromáticas, que eran consideradas como mucho más que simples perfumes. El Rig Veda codifica el empleo de las esencias tanto para uso terapéutico como litúrgico, mostrando un punto de vista espiritual y filosófico en el que la humanidad es considerada como parte de la naturaleza y el manejo de las plantas medicinales es una tarea sagrada.

La China también tiene una antigua tradición herbolaria que acompaña la práctica de la acupuntura, cuyo testimonio más antiguo es el “Libro imperial amarillo de medicina interna”.

En el mundo occidental, el conocimiento de los secretos y del poder de las plantas se fue perdiendo a lo largo del tiempo y fue substituido por la ciencia. Entre el siglo XIX y los primeros años del siglo XX, en las farmacias y herboristerías se utilizaban plantas para elaborar infusiones y pomadas.

A principios del siglo XX, los aceites esenciales se convirtieron en la base de los tratamientos de aromaterapia que se aplican hoy en día.

Técnicas Principales

Los aceites esenciales tienen diferentes aplicaciones. Las más habituales son:

  • masajes
  • baños
  • inhalación directa
  • difusión atmosférica
  • cuidados de belleza